Una parada de planta de gran envergadura.

A medida que el equipo avanzaba en la programación de detalle, comenzaron las dudas, temores y mucha ansiedad ante la magnitud del evento. El trabajo en equipo, ayudó a vencer estas barreras y entonces supieron que alcanzar la meta establecida era posible.

Equipo finalista. Año: 2009

Durante la ejecución no todo fue fácil: hubo tareas que no salían como las habían planificado y el tiempo se transformó en una amenaza, obligando a tomar decisiones con plazos más cortos. Gracias al esfuerzo realizado, los grandes “hitos” de trabajos se fueron cumpliendo sistemáticamente y comenzaron a percibir satisfacción en las personas involucradas.

Finalmente el proyecto se cumplió en tiempo y en forma. La Planta se puso en marcha, funcionando al máximo de su capacidad.

Tiempo después Profertil S.A. invitó al Equipo a contar su experiencia a través de la Competencia Nacional de Equipos IPACE 2009, lo cual aceptaron en forma inmediata.

¿Qué opinó el equipo sobre la Competencia?

El desafío fue inmenso: tener que contar lo que hicimos y cómo lo hicimos a una entidad que promueve la excelencia.

Cuando avanzamos sobre los criterios requeridos no pudimos dejar de sentirnos enormemente orgullosos al comprobar que nuestro proyecto podía cumplir con todos ellos. Es por eso que nuestro desafío pasó a ser el de resumir toda la información generada en la gestión de la parada y volcarla al esquema solicitado.

Hoy podemos decir que la participación en esta competencia nos demostró la importancia y el valor de la tarea bien hecha, nos incentiva a continuar con el trabajo en equipo y nos motiva para profundizar en los resultados y beneficios intangibles que nuestro esfuerzo genera y además, nos permitirá enriquecernos con las experiencias de otros equipos de trabajo.

Edición: Juan Di Costa

Notas Relacionadas